Es posible que Washington tenga ya un nuevo armamento nuclear inteligente y el gobierno estadounidense podría comenzar una nueva carrera armamentística entre China y Rusia, declaró un analista militar para un diario chino.

Lo anterior, ha despertado la idea de que China y Rusia también estén desarrollando armas similares pero expertos chinos, aparentemente, han aprendido de la historia  al recordar  la malograda carrera armamentística entre la Unión Soviética y los Estados Unidos en tiempos de la Guerra Fría, estas enseñanzas podrían descartar la posibilidad de una nueva carrera armamentística y la creación de armamento similar. Sin embargo, Rusia en los últimos años ha presentado cambios significativos en su sistema de defensa, así como armamento más sofisticado, o incluso, submarinos con alta tecnología.

El armamento táctico nuclear, conocido como armamento no-estratégico nuclear, está diseñado para apoyar fuerzas navales, terrestres y aéreas cerca de tropas o territorios aliados.

El nuevo armamento estadounidense, B16-12, es el primer armamento guiado, o inteligente, que pesa 350 kilos y puede golpear con muy pocos metros de error del objetivo señalado  y, a su vez,  penetra bastantes metros bajo el suelo de estructuras fortificadas.

Crecen los Riesgos

El diario The Brussels Times publicó una nota en la que dice que un reporte publicado por la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) confirmó que Bélgica es uno de los tantos países europeos,  al que por años, le han sido robadas decenas de bombas nucleares pero las autoridades no han afirmado ni descartado sobre tales hechos.

El documento publicado en los pasados meses en la página web de la asamblea,  declara que alrededor de 10 a 12 armas con capacidad nuclear han sido robadas de la base aérea de Kleine Brogel, en la providencia de Limburgo, Belgíca.

El diario belga De Morgen, obtuvo una copia del documento en el que reporta que, en el marco de la OTAN, los Estados Unidos han desplegado cerca de 150 bombas en Europa, en particular, las B16. Las supuestas bases militares donde han sido almacenadas las bombas son: Büchel, Alemania; Aviano y Ghedi-Torre, Italia; Volkel, Países Bajos; e Incirlik, Turquía.

Para Bélgica es un tema delicado, ya que esto pone en duda el espíritu  de adherencia de éste país al acuerdo de no-proliferación de armas nucleares, que fue ratificado en 1968.

Con información de Minnie Chan en South China Morning Post; Gabriela Galindo del The Brussels Times; y