Axel Martínez Betanzos

«el viejo orden está muriendo; y el nuevo todavía no ha nacido»

-Antonio Gramsci-

El Comercio y el Transporte Internacional han sido parte de la historia de la humanidad, las grandes civilizaciones ya generaban dichas actividades, pero fue con la entrada del Capitalismo que se generó un mayor desarrollo en ambos campos. En la actualidad esta dinámica no ha cesado, pero si  ha entrado en una nueva etapa, en una era Post-Neoliberal, en donde se comienzan a notar los efectos y repercusiones, así como el nacimiento de nuevas rutas y oportunidades. ¿Será que ante esta nueva etapa se frenen las relaciones comerciales y se generarán aún mayores políticas proteccionistas, guiándonos a una guerra comercial entre los principales polos de poder comercial a través de la creación de zonas de influencia regionales?

Desglobalización: hacía la era Post-Neoliberal

El mundo del siglo XXI es cada vez más dinámico y complejo, las crisis económicas, las fracturas geopolíticas que se han dado en el sistema internacional, la emergencia de un nuevo Orden Tripolar (EU/China/Rusia), los grandes avances tecnológicos, así como la entrada a un proceso de desaceleración de la Globalización que ha dado paso al fenómeno de la Desglobalización, caracterizado por una regionalización del mundo y el surgimiento de economías mixtas[1], el resurgimiento de posturas fascistas, xenófobas y proteccionistas, han generado una nueva ruptura entre dos frentes, por un lado los Globalistas que buscan mantener el statu quo del proceso de integración mundial[2] bajo el modelo Neoliberal y del otro los Nacionalistas que tiene una visión de que las naciones deben dar respuesta a los problemas sociales y económicos[3], estos últimos son los que van obteniendo la victoria

El escenario que vivimos ha dado paso a una nueva etapa inaugurada por Donald Trump[4] y teorizada por Joseph Stiglitz[5], denominada era Post-Neoliberal, poniéndole fin a las facilidades del libre mercado y a la desregulación, con el aumento de aranceles y obstaculizando la salida de capitales, para que se reinviertan dentro del mismo Estado y con ello evitando la deslocalización de empresas y la pérdida de empleos.

El Comercio Internacional en la era Post-Neoliberal

Actualmente en el mundo no existe algún Estado que pueda considerarse autárquico para satisfacer las necesidades de sus habitantes tanto de productos como de servicios, por lo que hace ineludible las relaciones comerciales con otros Estados. Siendo de vital importancia la existencia del comercio internacional, entendido como “el intercambio de bienes económicos que se efectúa entre habitantes de dos o más naciones, de tal forma que salen mercancías de un país con destino a otro”[6], aunado a esto la especialización de cada Estado en los productos donde tiene mayor eficiencia, así como las diferencias de los costes son algunas de las causas que motivan dichos intercambios.

Todavía hasta la primera década del siglo XXI el comercio internacional había ido evolucionando de manera positiva, la alta interacción entre los diversos Estados, las diversas mercancías y servicios que se comenzaron a demandar y que cada vez eran más fáciles de comerciar, dejaban ver que el mundo estaba más globalizado. Pero el actual escenario se ha afectado de diversas maneras, por un lado ante el auge de un proteccionismo a ultranza por parte de Estados Unidos y Europa, que ha generado nuevas políticas arancelarias sumamente restrictivas y el aumento a los subsidios para proteger enclaves económicos estratégicos, generando un descenso del impulso del comercio internacional que en 2019 pasó a un 2.6% en comparación al 3% de 2018[7]

Mientras que China y la región asiática se han convertido en el centro de gravedad del comercio internacional, esto a pesar de la guerra comercial declarada al gigante asiático, siendo esta región la que presenta una mayor dinámica en términos comerciales[8], concentrando los grandes centros logísticos marítimos[9] y convirtiéndose China en el motor del comercio internacional[10].

El Transporte Internacional en la era Post-Neoliberal

A pesar de los cambios en el entorno mundial, sigue existiendo una necesidad de movimiento de mercancías de un país a otro, son el transporte internacional ya sea en sus diversas modalidades (marítimo, terrestre, carretero, aéreo o multimodal) y la logística, entendida esta como “la parte de la administración de la cadena de suministro, que planifica, implemente y controla el flujo eficiente y eficaz, en avance y retroceso, así como almacenamiento de bienes, servicios e información” [11], factores vitales para el comercio internacional, el cual sigue desarrollándose aún más gracias a los avances de las TICs, la inteligencia artificial, el uso del Big Data, los nuevos tipos de transporte como los trenes de alta velocidad y los aeropuertos inteligentes, así como los regionalismos.

Lo que sí es una realidad es que existe un “descenso del comercio aéreo, pues perdió 4 puntos y quedó en 45, mientras que el índice de comercio marítimo global se mantuvo sin cambios, en 48”[12], ante esto existe la necesidad de buscar nuevas rutas de transporte. Esto ha impulsado proyectos como el BRI “Bealt Road Iniatiative” el cual es liderado por China y que busca revivir la vieja Ruta de la Seda, generando una serie de redes comerciales, de transporte carretero así como férreo y logísticas tanto terrestres como marítimas[13], que buscan generar grandes cadenas de valor y de distribución de mercancías, así como de integración entre las diferentes economías que conforman el proyecto, que hará frente a tratados internacionales como el T-MEC e incluso a lo que queda de la agrietada Unión Europea.

Conclusiones

A pesar de haber entrado en una nueva etapa de la historia moderna, la dinámica comercial acompañada de la logística y el transporte se vislumbran como una necesidad para mantener la dinámica económica, a pesar de la existencia de posturas proteccionistas y de una inminente conflagración comercial entre los principales jugadores del comercio internacional; pero la alta integración e interdependencia de las economías, los avances en los factores tecnológicos (web2.0) así como la gran cantidad de productos y su demanda, hacen difícil que en el corto plazo se pueda dar fin al libre comercio y a una mentalidad de consumo.

Los nuevos polos emergentes como China, dejan ver que no se busca dar un golpe de timón y acabar de tajo con la globalización, pero sí se busca reformarla, desde sus normatividades hasta sus instituciones, para poder implementar un nuevo modelo de comercio, con nuevas tecnologías y rutas que permitan mantener un mundo conectado e interdependiente, en donde el comercio sea pilar para mantener un Nuevo Orden Económico Mundial para el siglo XXI, el cual no este liderado por un solo hegemón, sino que sea con la participación de todas las regiones, ya sea en bloque o con un líder regional.

Fuentes de consulta

WITS. (2018). Asia oriental y el Pacífico (todos los niveles de ingreso) Estadísticas del comercio. 15 octubre 2019, de World Integrated Trade Solution Sitio web: https://wits.worldbank.org/CountryProfile/es/EASg

[1] Saldierna, G. (2007). Jalife: el mundo avanza hacia la desglobalización. 15 de octubre 2019, de La Jornada Sitio web: https://www.jornada.com.mx/2007/06/16/index.php?section=politica&article=012n3pol

[2] Medina, H. (2017). Nacionalistas vs globalistas. 15 de octubre 2019, de Milenio Sitio web: https://www.milenio.com/opinion/hector-diego-medina-basave/columna-hector-diego-medina-basave/nacionalistas-vs-globalistas

[3] Dorado, A. (2018). Globalismo contra nacionalismo: la nueva línea política. 15 octubre 2019, de Radio Televisión Martí Sitio web: https://www.radiotelevisionmarti.com/a/globalismo-nacionalismo-nueva-linea-politica/173530.html

[4] Seidelman, J. & Watkins, J. (2019). Commentary: Trump meant the end of neoliberalism. What comes next?. 15 octubre 2019, de The Salk Lake Tribune Sitio web: https://www.sltrib.com/opinion/commentary/2019/05/26/commentary-trump-meant/

[5] Stiglitz, J. (2019). After Neoliberalism. 15 octubre 2019, de https://www.project-syndicate.org/commentary/after-neoliberalism-progressive-capitalism-by-joseph-e-stiglitz-2019-05?barrier=accesspaylog Sitio web: https://www.project-syndicate.org/commentary/after-neoliberalism-progressive-capitalism-by-joseph-e-stiglitz-2019-05?barrier=accesspaylog

[6] Lobato, F. (2017). Transporte Internacional. En Transporte Internacional de mercancías (p.2). México: Alfaomega.

[7] OMC. (2019). El crecimiento del comercio mundial pierde impulso en tanto que persisten las tensiones comerciales. 15 de octubre 2019, de Organización Mundial de Comercio Sitio web: https://www.wto.org/spanish/news_s/pres19_s/pr837_s.htm

[8]Obteniendo un total de exportaciones de 5,201,355,312.24 en miles de US$ y un total de importaciones de 4,658,899,029.37 en miles de US$ llevando a un positivo saldo comercial of 542,456,282.87 en miles de USD.  WITS. (2018). Asia oriental y el Pacífico (todos los niveles de ingreso) Estadísticas del comercio. 15 octubre 2019, de World Integrated Trade Solution Sitio web: https://wits.worldbank.org/CountryProfile/es/EAS

[9] Pierre, D. (2016). Infraestructura Internacional. En Logística Internacional (p. 62). México: Pearson.

[10] ONU. (2019). China se reafirma como el gran motor de Asia gracias a su economía creativa y próspera. 15 octubre 2019, de Organización de Naciones Unidas Sitio web: https://news.un.org/es/story/2019/05/1456781

[11] Murphy, R. & Knemeyer. (2015). Glosario. En Logística Contemporánea (pp. 282). México: Pearson.

[12] Redacción. (2019). Pese a todo, la globalización sobrevive. 15 octubre 2019, de Trade News Sitio web: https://tradenews.com.ar/pese-a-todo-la-globalizacion-sobrevive/

[13] Redacción. (2019). La nueva “Ruta de la Seda”: la moderna senda del transporte de carga. 15 octubre 2019, de DACHSER Intelligent Logistics Sitio web: https://www.dachser.com.ar/es/mediaroom/La-nueva-Ruta-de-la-Seda-2058

 

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram