Ante la desinformación y manipulación de los últimos acontecimientos en Cuba, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que se deben seguir siempre por los principios de política exterior que establece el artículo 89 de nuestra Constitución: no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y garantizar los derechos humanos.

También, el mandatario mencionó “Quiero expresar mi solidaridad con el pueblo cubano. Creo que debe buscarse una salida mediante el diálogo, sin el uso de la fuerza, sin la confrontación, sin la violencia.”

Añadió que “Y tienen que ser los cubanos los que decidan porque Cuba es un país libre, independiente y soberano. No debe de haber intervencionismo, no debe de utilizarse la situación de salud del pueblo de Cuba con fines políticos, eso debe quedar de lado. Nada de politización, de campañas mediáticas, que ya se están dando a nivel mundial.”

“Hay muchos países con problemas en América Latina, en el Caribe, no es sólo el caso de Cuba; sin embargo, llama la atención que ha habido un despliegue informativo inusual, desde luego, promovido por quienes no están de acuerdo con las políticas del gobierno de Cuba, es obvio. No hay que politizar el asunto y no hay que utilizar de bandera el apoyo humanitario para interferir en asuntos que sólo corresponden resolver a los cubanos.”

“Nosotros vamos a estar pendientes y dispuestos a ayudar al pueblo hermano de Cuba.”

Además, el presidente aclaró que la manera de ayudar a Cuba es con apoyo humanitario, sin ninguna tendencia o sesgo político. 

“México siempre ha sido solidario con Cuba y con todos los pueblos del mundo. Si el gobierno de Cuba lo considera necesario y su pueblo así lo demanda, el gobierno de México podría ayudar con medicamentos, con vacunas, con lo que se requiera.”

Añadió que a la isla también se le podrá ayudar con comida. No obstante, el presidente mexicano declaró que la salud y la alimentación son derechos humanos fundamentales, sin el manejo político o intervencionista.

El presidente de México enfatizó que “La verdad es que, si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo a Cuba como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo.” Eso sería un gesto verdaderamente humanitario. Ningún país del mundo debe ser cercado, bloqueado, eso es lo más contrario que puede haber a los derechos humanos. No se puede crear un cerco, aislar a todo un pueblo por razones políticas y por cualquier razón. Nadie puede, nadie tiene derecho a tomar esas decisiones que afectan a los pueblos.

Vamos a esperar cómo se siguen presentando las cosas. Le voy a pedir al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que esté pendiente; que, si es necesario, si lo solicita el gobierno de Cuba, que se busque una relación, que se establezca una comunicación, un puente, para ayudar al pueblo de Cuba.

Y respetuosamente, exhortar a todos a que no se opte por el uso de la fuerza, por la violencia, que resuelvan los cubanos estos asuntos por la vía pacífica.

Y expresarle nuestra solidaridad al pueblo de Cuba, con toda claridad, sin titubeos. Nosotros no podemos olvidar lo que Cuba ha hecho por México y no podemos olvidar que somos pueblos hermanos.

Y un llamado reiterado a que no intervengan gobiernos, grupos de intereses creados en la situación interna de Cuba. Que se respete la autodeterminación del pueblo cubano, que sean ellos los que enfrenten sus asuntos de manera pacífica, pero que no haya intervencionismo.

Yo veo que están interviniendo. Por ejemplo, ayer vi un mensaje en redes sociales de un grupo que se llama Artículo 19, que es una asociación periodística financiada en México por el gobierno de Estados Unidos, por la Embajada de Estados Unidos.

Y ayer casualmente esta organización, que ya hemos denunciado nosotros en esta conferencia, sacó una foto y esto es sólo una muestra de lo que hicieron a nivel mundial, de la gran difusión de quienes no están de acuerdo con el gobierno de Cuba.

Y deseamos de todo corazón que las cosas se resuelvan en paz en Cuba y con respeto a la independencia, a la soberanía del pueblo cubano.”

Por otro lado, el al ser cuestionado sobre la forma de gobierno de Cuba, el presidente López Obrador dijo que las cuestiones de la isla son un asunto de política interna.

“Yo lo que deseo, y lo digo con sinceridad, es que no haya confrontación, no haya violencia y que, sin injerencias del extranjero, los cubanos resuelvan sus discrepancias.

Y si el problema se origina por la falta de alimentos y de atención médica y de vacunas, hay dos maneras de resolverlo: 

Una, cancelando el bloqueo, que es injusto e inhumanitario, primero.

Y segundo, que los países del mundo ayuden a Cuba de manera humanitaria, sin fines políticos, como estaríamos dispuesto a hacerlo nosotros si ellos lo solicitan, pueden contar con nosotros. Estamos dispuesto a enviar alimentos y estamos dispuestos a enviar vacunas y medicinas.

Porque también quiero que quede claro y de manifiesto de que cuando nosotros recientemente tuvimos un agravamiento de la pandemia y no teníamos médicos para atender a enfermos de COVID, hablamos al gobierno de Cuba y nos enviaron médicos y enfermeras, cientos de médicos que salvaron vidas en nuestro país.

Entonces, amor con amor se paga, como decía José Martí. Siempre nosotros vamos a ser solidarios con Cuba y con todos los pueblos del mundo, esa es nuestra política exterior.”