Ante la visita a México de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, el mandatario mexicano expresó haber sido “una reunión benéfica, respetuosa y agradable”. “Lo que se firmó” (Memorándum de Entendimiento de Cooperación para el Desarrollo en el sur de México y Centroamérica) “ayudará a toda la región”. El presidente López Obrador, agradeció al presidente Binde por encomendar a la vicepresidenta en la relación con México y el tema migratorio, “ayudará mucho a resolver problemas” dijo.

Con esta visita se podrá regular muy pronto el flujo de comercio y personas entre las fronteras, ya que el gobierno estadounidense enviará cerca de un millón de vacunas de la farmacéutica Johnson y Johnson.

El presidente mexicano, también, comentó que se pidió, de manera muy respetuosa, dejar de hablar del Plan Mérida, “ya no queremos cooperación militar” (plan de cooperación que fomentó la violencia e intromisión de agencias extranjeras en México). De igual manera, pidió que se deje de hablar de El Triángulo para nombrar a Centroamérica porque es una falta de respeto a países independientes y soberanos. Aseveró que este título fomenta la noción de ser un patio trasero.